Cambios en el ocaso del verano

Publicado el 13 Mar 2020

Fue una maravillosa semana de actividades de la Ronda al Sol, llena de nuevos aprendizajes y la participación de nuevas niñas y niños. Aprovechando las agradables temperaturas, dedicamos varias jornadas a la experiencia en el mar en un verano que ya casi llega a su fin.

Pudimos compartir colectivamente observaciones sobre los cambios que trae el paso del tiempo y el ciclo de las estaciones. El Martes, al volver a nuestro querido refugio en el bosque del Faro, luego de varios meses, lo encontramos alterado por la fuerza del viento. También el Jueves reflexionamos sobre los efectos de las altas temperaturas, la importancia de cuidarnos mutuamente y de la presencia de víboras en el bosque que acontecen en esta época del año.

Tuvimos varias oportunidades para conversar sobre cómo, muchas veces, las acciones de los humanos alteran negativamente nuestros entornos naturales. Como cuando el Martes encontramos un ave muerta en la playa y reflexionamos en asamblea sobre el ecosistema y cuidados del mismo. También pudimos atestiguar los efectos que tiene la extracción masiva de arena en los médanos costeros, cuando el Miércoles visitamos “La Casa Embrujada” y pudimos ver que ya está casi totalmente sepultada por las arenas. Así, seguimos trabajando en el desarrollo de nuestra conciencia ambiental.

En varias oportunidades pusimos en práctica nuestros conocimientos sobre seguridad y gestión de riesgos, sobre todo al momento de bañarnos en el mar. El Jueves analizamos entre todxs sus condiciones, la presencia de canales y por dónde era más seguro entrar al mismo.

Esta semana hubo, como es habitual, muchos momentos para el juego libre: en las playas y en el bosque del Pinar. Pero también desarrollamos algunas actividades propuestas por las acompañantes referidas a la expresión artística. El Miércoles llevamos adelante varias sesiones de teatro improvisado, donde lxs niñxs acordaron la creación de la trama y los personajes. En la primera obra fueron guiados por lxs acompañantes, y de ahí en adelante el resto de las obras fueron pensadas, actuadas y ejecutadas integramente por lxs niñxs con plena autonomía.